10 feb. 2010

No somos los únicos que añoramos los bancos



Desde aqui pedimos que vuelvan los bancos, que desaparezcan estas sillas para gente enfadada y que no quiere hablar ni relacionarse con el mundo.

Somos personas sociables, nos gusta entablar conversación con el que se sienta junto a nosotros y enterarnos de que su hijo ya no le viene a ver, que la madre de su novio no la aguanta o que la merluza ha subido en el super de la esquina.

Necesitamos los bancos para enterarnos de las últimas tendencias y poder analizar con los amigos como viste la gente, los bolsos y sus mascotas.

Pero ¿es posible que a alguien le gusten estas sillas?

5 comentarios:

  1. ¿Lo de la izquierda son palomans que añoran que les echen migas? lol,
    YO TAMBIÉN SOY PRO_BANCOS

    ResponderEliminar
  2. Si, son palomas añorando que les echen migas desde los bancos, no se aprecia el dibujo tan pequeño pero vemos que lo has entendido sin problemas.

    Gracias por participar

    ResponderEliminar
  3. Esos bancos se hicieron para que las personas que dormían en ellos dejasen de hacerlo y para que los jóvenes e indeseables no se apalancasen en ellos, cumplen perfectamente su objetivo...caca

    ResponderEliminar
  4. pues a mi me gustan, son perfectos para apoyar el pie y atarse los cordones!

    ResponderEliminar
  5. Reconocemos no haber tenido en cuenta una función tan importante como la de la sujección del pie facilitando la maniobra de atarse los cordones.

    Es cierto que con los bolardos rompe rodillas no hay suficiente, desde aqui ¡¡¡un grito a favor de los zapatos sin cordones!!!

    ResponderEliminar