28 mar. 2011

Grietas en muro de contención

SEÑORES:
DESDE HACE ALGÚN TIEMPO HE DETECTADO VARIAS GRIETAS VERTICALES EN EL MURO DE CONTENCION DE MI PARCELA. EL DESPLAZAMIENTO ES INTERIOR-EXTERIOR. LA ALTURA DEL MURO ES DE 1,8 M. EN EL INTERIOR Y DE UNOS 3 M. EN EL EXTERIOR.
¿CUALES PUEDEN SER LAS CAUSAS Y CUAL SERÍA LA SOLUCIÓN?



EL MURO ES DE BLOQUES PREFABRICADOS.
AGRADECIENDOLES SU ATENCIÓN Y FELICITÁNDOLES POR SU INICIATIVA, CORDIALMENTE.


Hola Francisco!

Hemos estado mirando un buen rato las fotos que nos has enviado. La interpretación de las grietas puede ser un buen quebradero de cabeza, y a veces es difícil establecer las causas porque éstas pueden venir determinadas por la conjunción de múltiples acontecimientos. Lo primero que te recomendaríamos sería una observación minuciosa de todo el entorno del elemento que sufre tensiones que sobrepasan sus límites resistentes y que, lógicamente acaba agrietándose, así como del propio elemento; en este caso, el muro de división/contención. La observación es importantísima, pues cuando existen movimientos que pueden ser una de las causas de la creación de las grietas, pueden aparecer más síntomas a parte de dichas grietas, que pueden ser de gran utilidad para saber las causas y actuar en consecuencia. Por ejemplo, una de las primeras fotografías que nos hubiera gustado ver sería la misma zona de la grieta, por el lado contrario del muro, para poder conocer la profundidad de ésta en el grueso del muro, su longitud en los tres metros de altura que tiene, etc.

Otro aspecto importante que se debería tener en cuenta es el conocimiento de ciertos aspectos básicos constructivos del muro y del terreno. Saber de qué tipo de terreno se trata, si el muro tiene cimientos y el tipo de cimientos, si el muro está armado, cómo es la parte exterior del muro (no tenemos ninguna referencia y también es importante), si esta parte tiene machones, y, un tema significativo cuando hablamos de muros de contención, saber si existe algún drenaje para las tierras contenidas por el muro.

Ya ves que tantas son las variables que se necesitaría un poco más de información para precisar causas e importancia de la grieta. Con las cinco fotografías que nos has mandado solamente podremos comentar algunos posibles orígenes. Éstas son las reflexiones que nos atreveríamos a introducir:

1. Varias pueden ser las causas que provoquen daños en los muros de contención. Una de las más preocupantes, sin duda, sería la incapacidad del muro de resistir los empujes horizontales de las tierras que tiene que contener. En el e-mail que nos has enviado exponiendo el problema decías literalmente que “el desplazamiento es interior-exterior”. No hemos acabado de entender muy bien a qué tipo de desplazamiento te referías. Si te referías a que el muro ha experimentado un movimiento hacia el exterior, en el sentido en el cual las tierras empujan, experimentando un vuelco, o una flexión, sin duda nos preocuparíamos. Pero para tranquilizarte te diremos que viendo las fotos no estamos intranquilos en este momento por esta causa. Por varios motivos. El primero es que si hubiese existido tal movimiento del muro, la unión de éste con los muros perpendiculares hubiera experimentado también alguna lesión en forma de grieta. En las fotografías solamente hemos podido ver una de estas esquinas, y no hemos podido detectar ninguna lesión, pareciendo que la traba entre los dos muros ortogonales se mantiene en muy buen estado. Otra razón por la que no nos preocuparíamos sería que, si tal movimiento hubiera tenido lugar, seguramente el suelo también lo hubiera experimentado, y en las fotografías no hemos visto ninguna discontinuidad ni grieta en el pavimento que llega hasta el muro, pareciendo que se mantiene también en buen estado. Y finalmente te diríamos que la tipología de grieta vertical que tenemos, no responde a un vuelco general de todo el muro de contención, ni a una flexión de éste (en tal caso las grietas deberían ser horizontales). Aunque sí que podría responder a un inicio de vuelco relativo de solamente una parte del muro respecto a la otra, pero entonces, en el tramo entre la esquina del muro perpendicular de traba con el muro agrietado opuesta a la esquina cercana a la ducha que se puede ver en las fotografías, y la grieta fotografiada, tendría que aparecer también alguna otra grieta vertical importante, y no he podido ver ninguna más (también se incluye en este tramo de muro la esquina que no nos has mostrado). Nuestra opinión sería que no te preocuparas porque nada hace pensar que el muro sea o pueda ser inestable en el sentido que hemos comentado en este punto, por los empujes de las tierras, según lo que se puede ver en las fotos. Además, la profundidad de las tierras a contener no sería importante, por lo que los empujes finales de éstas, tampoco, y la separación de labios de la grieta tampoco es muy grande hasta el momento. De todos modos, tendrías que hacer un seguimiento durante un buen lapso de tiempo para poder descartar causas.

2. Otra de las posibles causas de la lesión existente en el muro exterior, podría ser el empuje horizontal, en este caso, provocado por el viento. Como no sabemos exactamente si el muro está reforzado, con armaduras interiores, machones exteriores, etc., no podríamos acabar de determinar la gravedad de estos empujes en el muro. No obstante, los empujes producirían un efecto de flexión en el muro que acabaría traduciéndose en grietas horizontales si éstos sobrepasaran los límites que el muro pudiera absorber. Ésta causa podría llegar a ser peligrosa, pero viendo que el único síntoma existente (que nos hayas mostrado) es una grieta vertical, no se podría decir que ésta es debida a empujes de viento. Las grietas horizontales podrían aparecer únicamente en una de las dos caras del muro, y la exterior no la hemos podido ver en tus fotografías. Si éstas existieran, en la cara interior o exterior, entonces no podría descartarse esta causa; la grieta vertical lograría tener cierto sentido del mismo modo que se ha expuesto en el caso de los empujes horizontales del terreno.

3. Una tercera causa mucho menos peligrosa que las anteriores y según nuestro juicio, más probable dada la situación exterior del muro, la orientación (diríamos que la cara exterior mira hacia el sudeste, bastante más este que sur), y la tipología de la grieta -vertical-, sería la producida por dilataciones y contracciones de los materiales originadas por diferencias de temperatura. En elementos longitudinales desprovistos de juntas de dilatación, las tensiones ocasionadas por diferenciales térmicos pueden acabar siendo superiores a las que la propia sección del muro puede resistir. Con lo que el elemento longitudinal acaba rompiendo y generando así su propia junta de dilatación. En este caso la grieta vertical tendría sentido.

4. Podríamos encontrar más causas que pueden acabar lesionando los muros, pero por el contexto visto en las fotografías y geometría general del muro, éstas no se corresponderían con nuestra realidad. Para finalizar con las causas, sólo añadir que podrían existir varios factores que hubieran actuado simultáneamente causando un único problema. En nuestro caso, para poner un ejemplo, se hubiera podido producir una grieta vertical debido a dilataciones térmicas del muro separándolo en dos partes; simultáneamente, los empujes del terreno, más importantes en una parte del muro que en otra, hubieran podido hacer desplazar muy ligeramente una de las dos partes del muro, combinándose así dos de las posibles causas expuestas en líneas superiores. La realidad puede ser compleja.

Resumiríamos todo lo expuesto diciéndote que no debe preocuparte en este momento la existencia de la grieta que nos has mostrado -habiendo visto sólo las cinco fotos que has aportado, cuya limitación en la obtención de un diagnóstico fiable ya ha quedado clara-. Aunque para acabar de estar tranquilos, te recomendamos realizar dos comprobaciones. La primera, insistentemente comentada en estas líneas, consistiría en el hecho de que para saber las causas de la existencia de una grieta, no basta con observar la grieta; tenemos que fijarnos en todo el entorno, el contexto, del elemento agrietado. Pasear un buen rato por el sitio con los ojos bien abiertos, es lo que se debería hacer en primer lugar; examinando el terreno, los pavimentos, los muros por delante y por detrás, los muros perpendiculares que arriostran al principal. La segunda comprobación no ha sido citada aún. Cuando observamos una grieta que nos inquieta en un elemento estructural, uno de los primeros parámetros que se debería conocer es si la grieta es activa, o no. Una grieta activa es aquella en la que los labios experimentan movimientos relativos; se abre, o cierra. Para conocer el estado de la grieta, existen unos testigos que, cuando se rompen, nos dicen que aún hay movimiento. Es importante conocer el estado de la grieta, pues pueden existir elementos agrietados por causas muy concretas que dejaron de actuar hace muchísimos años, y que son perfectamente estables.

La solución tal y como lo preguntas será consecuencia del resultado de las dos comprobaciones que tendrías que hacer. Si la grieta no es activa, puedes estar más tranquilo y proceder a repararla según las indicaciones de un técnico o constructora especializada. Si la grieta es activa, tienes que averiguar las causas fijándote bien en todo el contexto; espero que las pistas que te hemos dado puedan ayudarte a acabar de determinar las causas; si no fuera así y la situación empeorara, contactaría con algún experto para que te pueda ayudar.

Espero que el rollo que hemos escrito te haya servido lo máximo posible! El mundo de las grietas no es nada fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario