25 sept. 2010

De oficina a vivienda

Hace unos días Caste, una amiga de tengounprimoarquitecto se puso en contacto con nosotros vía mail con un montón de dudas para resolver.

Quiere comprarse un piso en Madrid y después de buscar y buscar ha encontrado una antigua oficina con los permisos y el proyecto aprobado para convertir en vivienda. Este proyecto puede ser modificado y es en este punto donde surgían las dudas.

Nos enseñaba el plano de su "posible futuro hogar" a ver qué opinábamos y si merecía la pena comprar, ciertamente hemos afilado el lápiz muchísimo porque encontramos graves problemas debidos, casi seguro, a la falta de cariño a la hora de proyectar la reforma. :


A ver, por un lado el almacenamiento es muy escaso, puedes tener tu ropita en el armario, las cazuelas a duras penas en la cocina pero ¿ dónde metemos las cebollas y las patatas? ¿y las cosas de limpieza? ¿y las maletas de viaje?...este piso necesita para empezar una buena dosis de armarios.

Por otro lado, según nos cuenta Caste, las bajantes están enfrente de la cocina actual ¿por qué este movimiento?

creo que lo mejor será hacer el análisis en un croquis para que todos nos entendamos bien:



Haciéndonos una idea de lo que nos choca o creemos que falla le hemos propuesto a Caste una solución diferente:


1.-Por un lado quitamos la diferencia de cota del comedor al salón, no es un piso tan grande como para soportar tantos cambios de altura.
Por otra parte si que mantenemos esta distinción en el espacio de dormitorios, por darles más intimidad y, sobretodo, porque subiendo el suelo la distancia de este al comienzo de las ventanas se reduciría considerablemente, no pudiendo aprovechar las paredes para nada.


2.- Colocamos la cocina en la otra pared, donde se encuentran las bajantes y el shunt. De esta manera restamos espacio de recorrido y el comedor no se convierte en un distribuidor.

3.- Se duplican los armarios en la cocina convirtiéndola en una U en vez de en una tira. Se saca también con esta operación una pequeña barra con espacio para dos banquetas para desayunos o comidas rápidas.



4.- Aprovechando el pilar del comedor proyectamos un armario de puertas correderas, para almacenamiento en general.

5.- El baño se apropia del trocito de pasillo perdido y de redistribuye. Tanto la ducha como el lavabo serán de obra y amplios, así no sentiremos claustrofobia al ducharnos y existirá espacio de sobra para cremitas, secador de pelo, toallas....

Creemos que con estos cambios el piso mejora considerablemente, del tema decoración ya hablaremos una vez tengas la reforma hecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario